jueves, 12 de marzo de 2015

Visita a una Unidad Educativa del Milenio (Ecuador). Por Rosa María Torres @rosamariatorres #Educación


Rosa María Torres. Pedagoga, lingüista, periodista educativa, activista social. Investigadora y asesora internacional en temas de educación, cultura escrita, innovación educativa, y aprendizaje a lo largo de la vida. Ex-Ministra de Educación y Culturas. @rosamariatorres

 
Unidad Educativa del Milenio en Otavalo, Prov. de Imbabura

Las llamadas Unidades Educativas del Milenio (UEM) son consideradas pilares de la "revolución educativa" que viene impulsando el gobierno de Rafael Correa en el Ecuador, desde 2007. Son el referente del "nuevo modelo educativo" en el país, de la "educación del siglo 21". Construcciones modernas, con equipamiento moderno, que aspiran a ofrecer educación completa (desde el pre-escolar hasta el fin de la educación media) a los estudiantes, en zonas urbanas y rurales. Un modelo arquitectónico universal, igual para todos. Un modelo centrado en la infraestructura y el equipamiento. Los profesores apenas si son mencionados en su descripción y promoción. El modelo pedagógico no ha cambiado.

La primera UEM se construyó en septiembre 2008. Entonces se habló de construir 23 UEM en total. En 2013, a raíz de su reelección, Correa anunció que generalizaría el modelo a todas las instituciones escolares del país, borrando en el camino a escuelas comunitarias y multigrado, consideradas escuelas atrasadas y para pobres. Es lo que, en efecto, se viene haciendo.

Las primeras UEM costaron entre 1 y 3 millones de dólares, y eran más pequeñas. Hoy son megaplanteles, que cuestan entre 5 y 6 millones de dólares, y más. El gobierno esperaba llegar a 2015 con 100 UEM y a 2017 (fin del actual período de gobierno) con 600 UEM. En este momento (marzo 2015), según consta en el listado del sitio web del Ministerio de Educación, hay 51 UEM inauguradas/funcionando, 28 contratadas/en construcción y 207 "a construirse".

Correa ha dicho que se necesitan 5.500 UEM en el país, 900 de ellas de nueva construcción. Necesitaría quedarse en el gobierno varios períodos más para poder completar ese número. La reelección indefinida está, de hecho, en el tapete, mediante enmiendas a la Constitución en las que ya trabaja el movimiento en el gobierno. Pero la bonanza petrolera ha terminado, y el gobierno se enfrenta a la necesidad de replantear muchas de sus promesas y estrategias. El presente y el futuro de las UEM es incierto, igual que su validez como modelo educativo pedagógica y culturalmete pertinente, su sostenibilidad, su uso efectivo y su impacto real sobre la calidad de la enseñanza y el aprendizaje en el medio escolar.

El breve texto que incluyo abajo lo escribí en 2009. Corresponde a la primera UEM que visité, la tercera construida en el país. Posteriormente he visitado otras UEM, algunas mucho más costosas y pomposas que ésta. Algunos temas y problemas se repiten; otros nuevos vienen emergiendo. Cada visita amerita, de hecho, un reportaje específico. Empezamos con ésta.

"En Otavalo, al norte de Quito, visito la Unidad Educativa del Milenio "Jatun Kuraka" (Gran Cacique, en kichwa) inaugurada pocos meses antes (abril 2009) con gran despliegue mediático y con la presencia del Ministro de Educación y del Presidente de la República. Por los medios supe que ésta era la tercera UEM construida en el país (de 23 previstas), que costó cerca de 2 millones de dólares (entre infraestrucrtura y equipamiento) y que los alumnos - cerca de 800 - son en su mayoría indígenas. La UEM se abrió con los primeros siete años de educación básica (al momento, y desde 1996, se llama educación básica en el Ecuador a 10 años de escolaridad, empezando con un año de pre-escolar). El próximo año se espera ampliar hasta el décimo. La descripción en los medios indicaba que cuenta con 38 aulas hexagonales equipadas con pizarras digitales, cocina, comedor, espacios deportivos, espacios verdes, laboratorio de ciencias, biblioteca virtual, sala de cómputo con 30 computadoras e Internet de banda ancha. 

Me acompaña en la visita mi hijo mayor. Cuando llegamos al lugar, pasado el mediodía, los alumnos están saliendo. Al cruzar la puerta encontramos al rector, quien me conoce y amablemente me invita a recorrer las instalaciones.

La infraestructura coincide con lo leído y visto en fotos y en la televisión. El diseño arquitectónico no tiene innovaciones; es el tradicional, estándar, sin concesiones al medio y a la cultura. Llama la atención, sí, el protagonismo absoluto del cemento.

En las oficinas administrativas hay todavía cajas a medio desempacar. Varias instalaciones, como el comedor o el laboratorio informático, están todavía desmanteladas. En una de las tres aulas que visitamos, el rector le pide a una maestra que me indique cómo funciona la pizarra digital; yo agrego el pedido de que me explique cómo la usa en su clase. En pocos minutos resulta evidente que la maestra no sabe usarla. La capacitación todavía no llegó. Entretanto siguen utilizando las pizarras convencionales. En cuanto a las computadoras, se las llevaron a los pocos días de la inauguración pues aún no estaban listas las condiciones para usarlas. Además, entraron ladrones y se llevaron algunos equipos, dejando en claro la vulnerabilidad de las instalaciones.

Estas situaciones se repiten en otras UEM del país: problemas de seguridad, de mantenimiento, de subutilización, de capacitación, de pedagogía. En términos de infraestructura, éste es palacio comparado con las escuelas públicas y privadas de la ciudad, y con las casas, seguramente muy humildes, de los alumnos. Pero la infraestructura, por sí misma, no cambia la pedagogía. La tecnología, si no se usa y aprovecha bien, es adorno y hasta estorbo."
____________________________________
Texto recirculado con fines educativos desde:

OTRA∃DUCACION: Visita a una Unidad Educativa del Milenio (Ecuador...: Unidad Educativa del Milenio en Otavalo, Prov. de Imbabura Rosa María Torres Las llamadas Unidades Educativas del Milenio (UEM...
Publicar un comentario