lunes, 21 de abril de 2014

Mi amiga la sapa. Por Sumito Estévez

www.sumitoestevez.com: Mi amiga la sapa: MI AMIGA LA SAPA (o de cómo el fascismo nos tiene enfermos) Quien hace RT a una información falsa que lleve al daño físico de una per...

MI AMIGA LA SAPA

(o de cómo el fascismo nos tiene enfermos)

Quien hace RT a una información falsa que lleve al daño físico de una persona (lo que expongo al final de este escrito) debe ser penado porque es tan culpable como quien agreda a esa persona. Así que por favor lean esto, y si están de acuerdo replíquenlo.
-----
Para no seguir sometiéndola a la pesadilla y al morbo tuitero que le ha tocado vivir en los últimos tres días no la nombraré, pero todos los que están en el medio (cocineros, dueños de restaurantes, sommelliers, periodistas de gastronomía, etc.) saben perfectamente a quien me refiero y le han expresado solidaridad de manera contundente.
El afiche está diseñado con la misma imagen gráfica de muchos otros que ya he visto en Twitter refiriéndose a personas desconocidas para mi, y es elocuente. Tiene la foto de mi amiga bien clara (fácil saber que fue tomada de internet de un evento del 2009), y a un lado un texto que explica como ella “se gana la confianza de estudiantes en las barricadas para luego acusarlos a las autoridades”. Luego dice que ella se dedica a servir, en su calidad de experta en vinos, bebidas en las fiestas de los miembros poderosos del gobierno. Acto seguido ponen su cédula, ¡dirección completa de habitación! Y le piden a la gente en Twitter que repliquen la información de forma viral y la denuncie. Es tristísimo, pero he visto no menos de 10 veces el afiche en cuestión, por lo que se que el cometido del inconsciente que lo diseñó se logró.
No hay que ser vidente para entender el terror al que la han sometido. Lo más grave es la cantidad de personas que le han hecho eco a la información sin ni siquiera detenerse a ver si es verdadera.
Primero pensemos la posibilidad de que lo que allí dice es verdad (y no lo es, como me consta… pero de eso hablaremos después). No me detendré en el argumento tonto de la sórdida miembro de inteligencia que se gana la confianza de estudiantes. Quienes hayan pasado por una barricada o conozcan su dinámica, bien saben que esa escena es poco menos que ridícula e imposible.
¿Pero que hay si es verdad que ella es empleada de una casa de vinos que sirve en fiestas de los poderosos? Es más ¿qué hay si ella es afecta al gobierno?. En su caso se que no es afecta pero eso es transparente, estaría en todo su derecho serlo y quien someta a alguien a escarnio por sus creencias políticas debe revisar si aun le queda humanidad en el alma. Es repugnante ver como “probos luchadores por la libertad” son capaces de acusar a un chavista porque trabaja para uno de ellos, pero les parece normal que su constructora les haga una casa. Defensores de la libertad con mansiones en Margarita que no preguntan mucho a quien se la alquilaran. Defensores de la libertad que se están llenando a manos llenas vendiendo whisky impagable en sus bodegones y sabiendo para quien es. Todos haciendo negocios lícitos con la corrupción, pero eso si… defensores de la libertad. Entonces ¿Cuál sería el problema si alguien que mantiene a una familia se gana unos realitos atendiendo una fiesta como mesonera?
Pero ahora vayamos a la parte cruenta de este cuento. Supongamos que gracias a que usted mandó en cadena la denuncia, ésta es leída por alguien que realmente ha sufrido los embates de estos dos meses de manifestaciones. Alguien como por ejemplo que haya perdido un hijo y culpa al gobierno por ello. Alguien muy dolido y enceguecido por ese dolor. Y gracias a que usted le dio la dirección de la “denunciada”, esa persona y va y le hace un mal a mi amiga.
He tratado de entender porqué a ella. No tiene dinero, jamás habla de política, apenas tuitea, es muy querida justamente por comeflor… así que es válido que pregunte:
¿Y si el afiche lo hizo un exmarido vengativo y usted lo replicó?
¿Y si el afiche lo hizo un compañero de trabajo celoso porque no fue ascendido él, y usted lo replicó?
¿Y si el afiche lo hizo una alumna molesta (ella da clases) porque no le gustó que la rasparan, y usted lo replicó?
¿Y si el afiche lo hizo alguien que hace rato quiere comprarle su apartamento y así busca que se vaya, y usted lo replicó?
La próxima vez que usted decida que desea denunciar a alguien “en nombre de la libertad” piense que muy probablemente el próximo afiche tenga su cara y piense que irán por usted y su familia… y usted jamás sabrá que fue lo que hizo mal, ¿porque sabe algo?, una vez que dejamos entrar al fascismo a este no lo para nadie.

lunes, abril 07, 2014

Publicar un comentario